¡Y vamos a temporada empezada! (la cuarta)…

Querid@s Carall@s… Con el inicio de la cuarta temporada y en una semana donde no ha habido programa, he aprovechado para hacer limpieza en la lista de emisión, escuchar algo de música y digerir el resacón emocional de nuestro viaje a EE.UU. y el paso por la última edición de Supernova International Ska Festival.

Para la primera tarea (actualizar la lista de emisión) invité a cada un@ de los que estáis en la lista a enviarme un pulgar arriba (👍) en caso que querer seguir en ella. Algun@s os quedásteis sorprendid@s por el protocolo, pero creedme si os digo que nada me gustaría menos que dar la turra semanalmente por whatshapp a alguien que en realidad se la sople recibir mensajes del programa e incluso le pueda resultar molesto.

Tenía asumido que esa lista sufriría una lógica mutilación y se iba a reducir notablemente, pero tengo que confesar que me ha sorprendido gratamente vuestra respuesta. No sólo es que apenas ha tenido variación en los tres años que lleva andando la azotea, se han añadido nuevos nombres a esta pequeña comunidad que rodea al programa. Con ello habéis confirmado mi impresión de que es una herramienta útil. Así que, antes de nada, muchas gracias a los que seguís en esa lista ❤

… y si no estáis en la lista de emisión y os gustaría estar, es tan fácil como pedirlo. No publicaré mi nº de móvil por aquí, pero es tan fácil como enviarme un correo con vuestro Whatsapp para apuntaros 👉 info@mandacaralloshow.com (yo contactaré con vosotros)

En cuanto a la segunda tarea, la de escuchar música, os diré que en términos generales no es lo mismo hacerlo para preparar un episodio de Manda Carallo, donde prima el interés general y la actualidad musical, que hacerlo por mero placer personal.  En las últimas semanas he tenido la inmensa fortuna de unir ambos intereses y eso es algo que merece la pena comentar.

Roy Ellis en Manda Carallo Show (Septiembre, 2023)

La cosa ya empezó bien en Septiembre con  Roy Ellis, al que tuve el privilegio de entrevistar por cortesía de Liquidator Music y disfrutar en directo junto a los madrileños Mighty Megatons. Una voz privilegiada y un espíritu jóven que nos confió alguno de sus secretos para mantenerse, uno de ellos es seguir los consejos de amigos como Laurel Aitken y rodearse de juventud. Otro es aprender con humildad de los jóvenes, no sólo pretender enseñarles. Personalmente y de toda esas colaboraciones en años recientes, además de los madrileños Mighty Megatons me quedo con su escapada gallega junto a Transilvanians plasmada en el album Almighty Ska (2019)

The Loving Paupers (Ladders, 2023)

Añado a este espacio una joya como es el último album de The Loving Paupers (Ladders, 2023) cuyo sonido único me tiene hipnotizado estos días y en el cual ha estado muy presente la mano de Victor Rice en la producción y la voz inusual de Kelly Di Filippo que le da un toque diferencial a este trabajo que ya suena en los pronósticos para los Grammy 2023, dentro de la categoría de Mejor Album de Reggae.

Y cierro el tiempo para la escucha estos días con talento muy jóven, como es el caso de Les Testarudes. Muy agradables en el trato personal como pude comprobar de primera mano en la entrevista (👉 Les Testarudes en Manda Carallo Show) que hicimos previa a su paso por Madrid, una fiesta que se adivinaba épica y parece que así fue según cuentan los asistentes (lamentablemente, esa me la perdí) Acaban de fichar por Buenritmo y ya estamos deseando escuchar noticias de un futuro proyecto discográfico.

Les Testarudes en la azotea (Octubre, 2023)

Por último, transcurrido un mes desde que regresamos de Supernova International Ska Festival, hemos tenido tiempo de asimilar esa experiencia cargada de sensaciones y superar el resacón emocional generado por el evento. Destacando en primer lugar los encuentros con viejos y nuevos amigos. Para empezar, volver a escuchar en vivo a Westbound Train después de casi quince años y revivir los vibrantes e intensos sólos de Obi Fernández y Rich Greiko. Y también ver en directo y conocer personalmente a The Resignators, que volaron desde Australia para acudir a la cita en Virginia.

Carallo, Daniel Ciudad (Vieja Skina), Bruno Lancellotti y Gian X (La Brigada del Ruido) en Supernova 2023

Inolvidable el reencuentro con Eastern Standard Time, que se hicieron acreedores de la medalla al trabajo o el balón de oro, cubriendo las sonadas ausencias que se produjeron en el evento a causa de los visados para entrar en el país. La presencia genuina de Stranger Cole y su admirable espíritu juvenil a pesar de los años. La gran dama del dance-hall Sister Nancy, cuyos pies descalzos golpearon las tablas de Supernova casi como una especie de flamenca jamaicana, para terminar con la espectacular puesta en escena de Fishbone, que rozó la categoría de akelarre de magia negra en la noche del viernes para celebrar sus 40 años de trayectoria.

The Resignators en la fiesta de bienvenida de Supernova 2023

Y mención especial para las after parties que reunieron en un mismo local a toda la jet-set del ska norteamericano en una fiesta oficiada por The Loving Paupers (que venían desde Washington DC presentado Ladders) y Westbound Train, a los cuales vimos dos noches seguidas pero en esta ocasión con las cervezas a un precio más razonable que en el festival.

Kelly Di Filippo (The Loving Paupers) sobre el escenario de The Vanguard en la after party de Supernova 2023
Westbound Train sobre el escenario de The Vanguard en la after party de Supernova 2023

Y eso fue sólo el principio. El viaje mereció la pena ya sólo por el concierto que Tokyo Ska Paradise Orchestra ofrecieron justo después de una rutilante Hollie Cook, artistas que hicieron de la tarde noche del sábado algo realmente mágico, con instantes que detuvieron el tiempo, como ver a la británica flotando sobre el escenario al interpretar Milk & Honey o el sólo de piano que se marcó Yuichi Oki  cuando deslizó los acordes de Suikinkutsu y dejó mudo a todo el público que estaba congregado en Fort Monroe.

Tokyo Ska Paradise Orchestra en Supernova 2023

Mencionar también el muy esperado debut en el festival de los mexicanos Out Of Control Army que se ganaron rapidamente al público con una puesta en escena muy digna y vibrante. Y Adhesivo que repitieron asistencia al festival desde El Salvador, como banda latina destacada y con un show muy comentado entre el público de Supernova. Quién sabe, tal vez en alguna ocasión podamos disfrutar de alguna banda española en ese encuentro global, sería un sueño ver algunos nombres propios con trayectoria consolidada que me vienen a la mente y darían un juego increíble en un festival de este tipo, como por ejemplo el de los bilbainos Akatz.

Un momento de la actuación de Rude Girl Revue en Supernova 2023

Y si esto era poco, llegó la jornada de clausura del festival que nos trajo las apariciones estelares de Rude Girl Revue con su ritmo imparable hace imposible no bailar con ellas, un fenómeno que ya es bandera del poder femenino en la música, dentro y fuera de EE.UU. hasta llegar a la actuación más emotiva y memorable del fin de semana, que fue la protagonizada por The Aggrolites y sobre todo su invitado especial, Lynval Golding, que nos hizo llorar a todos como niños en su emotiva dedicatoria al gran Terry Hall. Cerró la noche un Buster Bloodvessel (Bad Manners) algo sobrepasado por su propio mito y acompañado tenazmente por los mexicanos Out Of Control Army que dieron el toque revival 2-Tone a un fin de semana cargado de música.

Lynval Golding junto a The Aggrolites en Supernova 2023

En resumen, un festival nacido en 2014 que ha ido creciendo año a año y que lleva varios años establecido junto a la playa de Fort Monroe, en la bahía de Chesapeake.

Convertido en uno de los puntos de encuentro anuales más importantes de la comunidad ska global, ya ha arrancado la cuenta atrás para su edición 10 aniversario del año que viene… ¡Allá nos vemos!

👉 Manda Carallo Show – EP102: Supernova

👉 Resumen «carallazos» en directo desde Supernova

👉Web Oficial Supernova International Ska Festival

 

 

Fin 3ª Temporada

Manda Carallo Show en plena faena (Foto: Dani Tarriño)

Querid@s Carall@s… Despedimos la tercera temporada de la azotea con buenas sensaciones y la esperanza de haberos hecho felices en algún momento de las últimas 40 semanas. Es momento de echar el cierre por vacaciones hasta el próximo 25 de Septiembre y esperamos descansar, renovar energía y entregarnos al ocio todo lo que podamos.

La temporada comenzó con una despedida a ritmo de funk, la de la Fundación Tony Manero  y tuvimos otros invitados de lujo que nos dejaron su firma en los platos como Reggae Stylists (San Francisco, California), Toni Face (Madrid) o Rafa Frías (Caracas) También presentaron en la azotea su nuevo album The Prizefighters en conexión desde Minneapolis y hay quién incluso vino a disparar su cámara, como fue el caso del fotoperiodista Dani Tarriño que nos buscó para incorporarnos a su colección Carabanchel Sonoro.

Genís Bou, Miguelito Superstar y Carallo durante la presentación en la azotea del disco de homenaje a FTM

También hemos tendido puentes en nuestro entorno más próximo, acercándonos a la cultura en este Distrito de Carabanchel y participando activamente en la organización del festival Cruza Carabanchel de la pasada primavera, que tuvimos el honor de presentar en Gruta 77 y que se extendió durante 3 semanas intensas de Artes Plásticas, Escénicas, Música, Artesanía y Literatura….

Carallo, Carlos Salem, Olaia Pazos y Quino Romero durante la presentación de Cruza Carabanchel 2023

Y otro de los propósitos en esta temporada era agarrar las maletas y salir de la azotea… y lo conseguimos. Participando en el 25 Aniversario de Liquidator Music, también en el Radio Days del 4 marzo (donde compartimos un maratón de radio con compañeros de otros programas como Alma de León (RNE), Sateli3 (RNE) con Sonidero Caribe, Ovejas Negrax, Surcos Podcast) e incluso celebramos nuestro Programa nº 100 en pleno corazón de Carabanchel en Sónico Beat Beer Bar. También viajamos hasta El Bierzo (León, Spain) y le pusimos música al II Festival de Cerveza Ecológica de Cacabelos, sin olvidar el programa en directo que hicimos desde la tienda de Liquidator Music en pleno domingo de Rastro madrileño… todo un honor.

Foto de familia del Radio Days en Liquidator Music del pasado 4 de marzo

Eso por no hablar del viaje más importante que tenemos planeado este año, el próximo mes de Septiembre. Llegaremos hasta el Supernova International Ska Festival (Fort Monroe, Virginia, USA) desde donde os contaremos todo aquello digno de mención en uno de los festivales independientes de ska más importantes del mundo.

Todo ello ha estado acompañado por unos números llamativos en crecimiento en esta temporada para el programa en directo de los lunes, en la cual hemos cuadruplicado seguidores desde la primera temporada (2020) con más de 90.000 minutos escuchados y oyentes en 53 países de los 5 continentes, con especial mención para la Federación Rusa y Ucrania, países donde nos han empezado a seguir recientemente, demostrando que la música une a la gente incluso en medio de una guerra.

Gráfico de evolución de seguidores en Mixcloud durante la 3ª temporada del programa (Fuente: Mixcloud)
Gráfico de reproducciones en Mixcloud durante la tercera temporada del programa (Fuente: Mixcloud)

Y estos datos han tenido asimismo reflejo en el seguimiento del podcast semanal en las principales plataformas donde estamos: MIXCLOUD, IVOOX, SPOTIFY y OVEJAS NEGRAX.

Sin perder nunca de vista lo modesto de este proyecto, estamos razonablemente orgullosos de los resultados y nos sentimos motivados para seguir adelante con la labor de difundir la música de influencia jamaicana.

Por todo ello ¡GRACIAS!

Hasta pronto.

Exposición Fotográfica «Carabanchel Sonoro»

El pasado día 31 de Mayo se inauguró la exposición fotográfica CARABANCHEL SONORO dentro del Festival Cruza Carabanchel 💯✨🙌
Manda Carallo Show en Carabanchel Sonoro
Para MANDA CARALLO Show ha sido todo un honor compartir nuestro pedacito de cotidianidad para esta brillante colección de instantes captados por la mirada del fotógrafo Dani Tarriño y que reflejan el trabajo que hay detrás de cada canción, ensayo o actuación relacionad@s con la música 🙏💚
Carallo y Dani Tarriño en la exposición
Esta muestra forma parte del Festival Cruza Carabanchel y está ambientada en un espacio de lo más apropiado, como es Rockland, un oasis urbano rodeado de músic@s ensayando por todas partes… ¡NO TE LO PIERDAS! 🤩
CARABANCHEL SONORO
Pza. de San Vicente de Paúl, 5
MADRID
Del 31/05/2023 al 08/06/2023 a las 20:00h
Entrada libre hasta completar aforo

Faltó la queimada

Hemos tardado casi un mes en recuperarnos de la hostia que nos pegamos esa tórrida noche del pasado Agosto, en la cual todos los sistemas fallaron y tardamos más de dos horas en volver a levantarlos para llevar la señal de Manda Carallo Show hasta vuestras pantallas… Pero ya lo decía Popper: «El error es la base del conocimiento»

Cualquiera que haya preparado algo durante semanas y se le haya caído en el último momento de manera inexplicable, sabe de lo que hablo. La idea inicial era hacer una queimada durante esa sesión de verano bajo la luna llena, pero después me pareció algo barroco y peligroso para hacer en solitario en la azotea -y además en directo- Conste que incluso tenía preparado un extintor para la ocasión 😁🔥

Descarté esa idea y os confieso que estoy convencido de que por eso falló todo. Si hubiese hecho la queimada, el aquelarre hubiese sido completo y las brujas se hubiesen puesto de nuestra parte… o al menos hubiese sido divertido ver la cara de los bomberos al llegar a la azotea (menudo tik-tok salía de ahí…ríete de Rosalía en bikini)

Mi agradecimiento a tod@s por vuestro apoyo y aquí os dejo lo que salvé de esa sesión de verano, espero que la disfrutéis:

Y hay que aprender de los errores. El año que viene habrá queimada… 😎🍯🧙‍♀️

Muy pronto nos vemos.

Marca Skatalites

Todavía resuena el eco del final de las fiestas de San Isidro que tuvimos el pasado domingo 15 mayo en Madrid en Las Vistillas a cargo de The Skatalites. Fue algo ciertamente insólito viniendo de un ayuntamiento tan poco entregado a este tipo de excentricidades culturales. Aunque hablando de Soul por ejemplo -y abriendo paréntesis- ya tuvimos cierto precedente las pasadas Navidades los que pudimos disfrutar con Shirley Davis & The Silverbacks en el auditorio de Conde Duque a un precio realmente popular. Esto no deja de ser paradójico en cierto modo, sin entrar en valoraciones políticas. Para quién no lo sepa, la artista británica de origen jamaicano es considerada actualmente la nueva diva del Soul europeo y -junto a la banda que la acompaña- ofrece un espectáculo solvente, íntimo y lleno de emoción, que pudimos disfrutar unos cuantos despistaos que andábamos por la ciudad sedientos de buena música en directo esos días. Y encima tenemos el privilegio de tenerla de vecina en Madrid, no se puede pedir más.

Pero volviendo a San Isidro, The Skatalites irrumpieron en el final de las fiestas procedentes de una gira europea cargada de pequeños clubs abarrotados, algo que también ocurrió en los Jardines de las Vistillas donde no cabía un alfiler. Se trata de un recinto donde es díficil ver bien el espectáculo si no te has adelantado varias horas para tomar posiciones, pues hay arbolado y otros elementos urbanos que lo impiden (está ubicado junto a las laderas de lo que se llamaba el antiguo cerro del campillo de las Vistillas y las caídas etílicas por la pendiente durante las fiestas son ya todo un clásico) Sin embargo, tanto el sonido como el montaje estuvieron al nivel que corresponde a unas fiestas de Madrid, compensando la escasa visibilidad.

El público, que era heterogéneo y más o menos ajeno a la música jamaicana como corresponde al final de unas fiestas patronales, estuvo absolutamente entregado al repertorio clásico de esta formación fundada en Jamaica entorno a 1960. Y se corearon vivamente a base de lo, lo, lo futbolístico piezas como Latin Goes SkaGuns Of Navarone, algo muy español por otra parte. Me atrevería a decir que el público estuvo incluso más entregado que los propios artistas -o esa sensación me dió- a juzgar por el despiste generalizado sobre el escenario tras el primer -y último-  bis de la noche y la salida algo precipitada con la que terminaron la actuación, la cual -dado lo histórico e insólito de la cita- tal vez hubiese merecido otro final más épico.

The Skatalites siempre estuvieron rodeados de una atmósfera de leyenda por ser pioneros en su estilo, aunque no fueron los únicos. Esa leyenda crece y se consolida muy especialmente a partir de su reencuentro en la década de los 80, tras el paréntesis que siguió al trágico suceso protagonizado por su trombonista Don Drummond, que fue encarcelado en 1965 por asesinato y murió recluido en 1969 en circunstancias no demasiado claras. En 1983 inmortalizaron su reencuentro con la grabación en vivo de Streching Out en un club de Kingston, siendo sin duda uno de los trabajos más relevantes de toda su amplia discografía. Una década más tarde vendría Hi Bop Ska (1994) album que les reportó la primera de las dos nominaciones para los Grammy que cosecharon en esa época.

En la década de los 90 desarrollaron una gran actividad actuando en todo tipo de festivales y salas de USA y Europa, llegando por primera vez a España entre otros lugares. Tras unos pocos años dorados, el proyecto comenzó a dar sus primeras señales de fatiga a finales de esa década. El año 1998 fue fatídico para esta formación jamaicana por la pérdida de Roland Alphonso y Tommy McCook con apenas unos meses de diferencia. El grupo no tuvo más remedio que reinventarse y favorecer el relevo generacional.

Tocando junto con los nombres icónicos de Doreen Shaffer, Lloyd  Brevette, Lloyd Knibbs Lester Sterling la banda fue dando entrada a otros talentos jamaicanos más jóvenes como Val Douglas, Vin Gordon, Sparrow Thompson o Kevin Batchelor y también músicos norteamericanos como Ken Steward o Nathan Breedlove entre otros.

Y así hasta hoy, donde prácticamente no queda ningún miembro original en activo y The Skatalites se han convertido en una marca. Una marca sustentada eso sí por grandes músicos, cuya difícil misión será mantener vivo el espíritu original de un repertorio consagrado y transmitir a las generaciones más jóvenes el valor de la música jamaicana. En una época de tanta banalidad como la actual ese es un valor a conservar, aunque algunos no podamos evitar añorar terriblemente a sus fundadores, especialmente los que tuvimos la fortuna de experimentar en vivo su energía irrepetible. Que sigan vivas las leyendas y que los políticos lo vean.